JoanLlort

 Foto: Família Llort Civit, 1912

Las mejoras en la calidad de vida han permitido un incremento de la esperanza de vida que ha determinado una novedad individual y social del envejecimiento. En sólo un siglo hemos conseguido vivir medio siglo más, pero este gran avance no se ha traducido en una mejora real en nuestra manera de apreciar los bellos matices de esta etapa ahora revitalizada. Con frecuencia, aún miramos hacia ella con desesperanza y pesadumbre, apoyados por una sabiduría popular de mitos y creencias que nos habla de ella como sinónimo de decrepitud, enfermedad y antesala de la muerte. Así, la gente pasa la vida y llega inevitablemente a la vejez sin saber más de ella que por experiencias familiares o cercanas y se encuentra, de repente, con un desconocimiento y un vacío que no sabe cómo resolver favorablemente. 

Desde el año 2002, muchos abuelos y abuelas han sido inspiración y motivación para más de 800 nietos, estudiantes universitarios, que decidieron aprender más sobre ellos, aprender a entenderles, cómo ayudarles y aprender -también para si mismos- cómo Saber envejecer.  Envellir bé, una asignatura de la Universidad Autónoma de Barcelona que se imparte en las distintas universidades de Cataluña y la Universidad Politécnica de Madrid, se ha nutrido de las experiencias cercanas de estos jóvenes - algunas de ellas verdaderamente extraordinarias - y les ha enseñado a apreciar mejor la vejez y cómo alcanzarla con dignidad y satisfacción. Incluso han aprendido de las malas experiencias, de la frustración que nace de la inadaptación a esa parte de la vida o del mal envejecer. En cualquier caso, cada año finalizamos el curso dedicándolo 'a ella', 'a él', homenaje merecido para aquellos que, como dijo un alumno, nos recuerdan quienes somos, de dónde venimos, hacia dónde vamos.

 

Ochocientos licenciados ya (Felicidades, chicos/as!), que desde sus distintas profesiones y desde su ámbito personal, ven la vejez y a las personas mayores de otra manera. Intentan vencer el miedo a decir 'viejo' y 'vieja' porque lo que para otros aún resulta ofensa o motivo de rechazo (anti-envejecimiento) empieza a ser para ellos signo de logro y motivo de respeto.

Esta primera página va dedicada a ellos, por haber compartido sus experiencias y sus reflexiones y, como no, a sus respectivos 'ella' y 'él', esos 800 abuelos y abuelas que, en boca de sus nietos/as, han enriquecido nuestras clases sin saberlo.

 

Ahora, les invito también a ustedes y a ti, a adentrarse en esta etapa en expansión y auge, para cambiar mitos y creencias por realidad, conocimiento y comprensión, para hacer reflexiones en lugar de dar meras opiniones, para modificar la actitud pasiva en activa, para convertir el sentimiento hacia la vejez como algo ajeno y lejano en un sentimiento de pertenencia de un proceso nuestro, y tan rico en matices como los anteriores.

 

Esta es una página recién nacida, aún en construcción... Así que...durante unos meses navegaremos con velero...

¡Marineros, izad las velas al viento!

 

 

 

Lydia Giménez Llort

El Masnou, 1966

Sant Quirze del Vallès (Barcelona)

 

www.saberenvejecer.es WEB divulgativa

 

Tell a Friend

Enviar a un amigo


 
 
  Site Map